¿Cuánto consumen los electrodomésticos?

Consumo de luz por electrodomésticos

Cada vez que nos llega una factura de la luz pensamos lo mismo, ¿cómo puedo gastar tanto? Desde Claroluz, queremos echarte una mano para que, dentro de lo posible, puedas disminuir el gasto. 

Hace poco te contábamos cuáles son los mejores horarios, qué potencia contratar o qué hábitos no te estaban ayudando y hoy, vamos a ayudarte a conocer mejor el gasto de esos electrodomésticos para que puedas gestionarlos de la forma más económica posible.

En primer lugar, es importante tener en cuenta que la calefacción es el mayor gasto con el que vas a contar, por lo que en invierno (más que nunca) asegúrate de que tu casa está correctamente aislada. Según un estudio llevado a cabo por Danosa, empresa de construcción sostenible, casi el 99% de los hogares experimentan pérdidas de calor causadas por un insuficiente aislamiento térmico. Esto quiere decir que, probablemente y si los números no mienten, no tienes pinta de ser ese 1% que se libra.

No todos los electrodomésticos consumen igual

Dime quién eres y te diré lo que consumes

Como era de esperar, una nevera no consume lo mismo que un microondas. La principal diferencia reside en la marca y el modelo que tengas, así que busca la etiqueta de eficiencia energética de cada uno de ellos. La información que encontrarás en ella será: los kW que consume a pleno rendimiento y el gasto máximo que tendrían conectados un año entero a pleno rendimiento (lo que se conoce como kWh/año). En realidad, esto último no te resultará tan útil, es muy improbable que tengamos durante un año entero conectados los electrodomésticos y además consumiendo de forma constante y a la máxima potencia. 

La segunda opción para conocer el gasto por cada uno de esos electrodomésticos, es colocar un medidor de energía en el enchufe, esto nos dará dos datos clave: gasto a tiempo real y gasto medio en una hora. 

De cualquier forma y si no tienes esta pegatina, te hemos preparado un tabla de potencias aproximadas:

Hay otros como la televisión, la cafetera, la videoconsola, el ordenador de sobremesa, el portátil, el equipo de sonido, el microondas,el  teléfono inalámbrico, el cargador de móvil…su consumo no es muy alto pero, si cuando no los utilizas mantienes las regletas apagadas, lograrás un pequeño ahorro que, con el tiempo, notarás. Este consumo fantasma puede suponer hasta un 12% de tus facturas

Algunos consejos

Como ves, hay electrodomésticos que consumen mucho más que otros y además, de forma constante como puede ser el caso de la nevera o el congelador. En ambos, no sirve de nada tener una regleta que poder apagar así que lo más importante es asegurarnos de que cuentan con la etiqueta energética de “A+++” o “A++”.

Esta etiqueta energética la tienen, de forma obligatoria, algunos electrodomésticos: frigorífico, congelador, lavadora, secadora, lavavajillas, horno eléctrico y aire acondicionado; esto nos da una pista de cuáles son los más caros no solo para vigilar el modelo que compramos sino que, una vez en casa, debemos controlar su uso y siempre que se pueda, incorporar una regleta. 

Además de lo anterior, te dejamos a continuación algunos trucos básicos en el manual de cualquier ahorrador:

  • Cuando pongas la lavadora, hazlo en programas cortos y de agua fría. 
  • Cuando compres electrodomésticos, asegúrate de que cuentan con la calificación energética A
  • En el lavavajillas, utiliza el programa ecológico (siempre está indicado) y asegúrate de limpiar el filtro de forma regular.
  • Que tu nevera esté siempre entre los 3º y los 7º.
  • Si estás cocinando algo en el horno, no abras la tapa continuamente para ver si sube el bizcocho (cada vez que lo haces puedes perder hasta un 25% del calor).

En definitiva, los electrodomésticos consumen y ese gasto no puedes hacer que desaparezca, lo que sí puedes hacer es conocer el consumo y características de cada uno para poder así hacer el mejor uso posible.

Artículos relacionados

Otros artículos que pueden ser de tu interés